La Transformación Digital y el miedo al cambio

La transformación digital son las oportunidades que nos brinda las tecnologías para mejorar el rendimiento empresarial, cambiando nuestra estrategia de negocio

Me gusta esta definición: La transformación digital es la adaptación de las cadenas de valor de los distintos sectores de la economía a ese efecto disruptivo que comienza con el consumidor digital. La transformación digital es la conexión integral de las distintas áreas de la economía y la manera en la que los players de cada sector se adaptarán a las nuevas condiciones que imperan en la economía digital. 

El proceso de cambio y de adaptación implica reinventar y poner en discusión la forma en que se hacen las cosas actualmente, se debe ser consiente que actualmente los empleados requieren mayores capacidades y nuevas aptitudes, tal cual viene sucediendo con los clientes. Por lo tanto, la transformación de la que estamos hablando no solo está referida a una renovación tecnológica.  

¿De qué cambios hablamos?

Cuando hablamos de cambios, nos referimos a los cambios tecnológicos, cambios normativos, de barreras al mercado, de comportamiento del consumidor, etc; todo está continuamente cambiando, ya no es un aspecto de moda o un aspecto temporal, es una realidad constante y si las organizaciones no se encuentran preparadas para adaptarse a ello, están muy cerca de desaparecer. 

Solo se trata de sentido común, los cambios están cada vez más acelerados y la necesidad de adaptarse ya no se trata de un reto, debe ser parte de la misión de las empresas. ¿Qué tanto son conscientes los CEOs de esto?. Clic para tuitear

Una realidad a tener presente es que en Latinoamérica se cuenta con un promedio de 67% de su población con acceso a Internet, no es poco, sin embargo no es por donde deberíamos estar. Es una realidad que nos indica que tenemos mucho por hacer. 

Perú contaba en el 2016 con un valor de 45.5% de población con acceso al Internet, en la actualidad estamos en 67%, un importante avance que nos lleva a preguntarnos, ¿qué tanto han avanzado las empresas en su transformación digital?, ¿han ido a la par con este crecimiento?. 

Si observamos dónde se va el beneficio económico del sector de telecomunicaciones, podemos decir, sin temor a equivocarnos, que no en ese mismo sector, sino quizás en Facebook. Es claro que existe una necesidad de impulsar la transformación digital; apuntar a otro tipo de uso de la tecnología. El problema para ello, es que… no es fácil. 

No es fácil y las cifras lo indican, si observamos los avances de los sectores económicos a nivel mundial, tenemos: 

  • El sector retail, distribución y transportes: solo el 38% de los encuestados afirman que han adoptado medidas en toda la organización. 
  • El sector industrial: solo un 18%. 
  • La empresas relacionadas con la Tecnologías y la Comunicación: sólo el 25-30% de ellas han adaptados sus negocios. 
  • En el ámbito de los servicios profesionales: solo un 22% indica haber adoptado la transformación digital en todos los ámbitos. 

La transformación digital implica acceso a la información (digital), automatización de  procesos,  interconexión de la cadena de valor y la creación de interfaces digitales (Webs, APPs) con el consumidor implica centrarse en: la toma de decisiones, reducir errores y actuar con más rapidez reduciendo los costos operativos y acortar plazos de entrega y ciclos de innovación incrementando la satisfacción de los clientes. 

La transformación digital ya no es una opción, ya no hay otra manera de renovarse y competir. Demostrado está que las empresas que han apostado en la digitalización han registrado mayores ventas y reducciones en sus costos operativos.  

Una conclusión interesante del estudio Transformación del Estado de la Industria Digital de IDI en 2018  “La tecnología ha sido una fuerza impulsora en la transformación empresarial durante años, pero el ritmo al que se lanzan las nuevas tecnologías ha alcanzado una velocidad más rápida. Ahora es el momento de crear eficiencias y diferenciar a través de la experiencia del cliente.“. 

La transformación digital es una oportunidad que permite generar nuevas experiencias a los clientes, ser más eficientes operativamente, capacidad de rápida respuesta ante los riesgos, claramente se convierte en una ventaja competitiva, realza la cultura de innovación, se genera mayor colaboración interna y se puede aprovechar mejor la información. 

Muchas empresas se han conformado en solo tener presencia redes sociales y eso no es ni por sueños transformación digital. La transformación va más allá de tener un proceso online y tener una web. Tampoco es contar con un CRM, no es marketing digital ni solo tener una tienda online. 

Implica que todos los departamentos apunten al cambio y trabajen en conjunto. La cultura interna de la empresa debe ser completamente digital. Ello implica cerrar la brecha digital a los empleados a las nuevas tecnologías y las que van a comenzar a implementar en sus procesos internos. 

Se necesita de actitudes dispuestas al cambio y a la adaptación constante, salir de la zona de confort y encontrar nuevas oportunidades. 

Por último los directivos, deben ser conscientes que es muy probable que la inversión no se recupere en el corto plazo, que quizás hayan perdidas en el camino, pero al final, definitivamente se habrá ganado y con creces.  

A nivel del gobierno, en el caso de Perú ya se viene hablando de una estrategia de transformación digital del estado:

“El Perú moderno que queremos en el 2021 es uno donde el Estado cumple un rol promotor, facilitador y regulador de la actividad empresarial privada, donde los emprendedores e innovadores de la micro y pequeña empresa tienen múltiples oportunidades de desarrollo productivo. Un Perú́ moderno requiere la formalización del tejido empresarial del país, donde el contacto entre el Estado y los emprendedores sea simple, eficiente y facilitado por la tecnología” – Ministro de la Producción (año 2016). 

Uno de los principales logros a obtener en la transformación digital es, por ejemplo, llegar al “cero papeles”, que tu entorno ya no sea tu PC, sino la nube y los diversos dispositivos, cuando todo se establece cuidando la obsolescencia tecnológica, centralización de la información dinámica y obtención de información valiosa para la toma de decisiones. 

Como ocurre con las personas, afrontar el cambio en una empresa es difícil. Encontraremos resistencia. El “miedo al cambio” es el miedo a lo desconocido, y la función principal es lograr que ese miedo se convierta en “algo que se desee alcanzar”, es decir, como una oportunidad.

Es en estos momentos en que La Gestión del Cambio toma nuevamente real importancia, un tema apasionante que consignaré en mi siguiente post.

Escrito por Jorge Luis Vargas Vignolo

Ingeniero Industrial – Especialista en Marketing en Internet

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Loading...